Make your own free website on Tripod.com
Terapia.Ocupacional
 
Inicio   Trabajos   Universidades   Contactos   Foros   Correo   Chat   Créditos
 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología
Práctica Clínica
Dotro Paula
Hogar de crianza La Alborada

Encuadre Institucional

La Alborada es un hogar de crianza, conformado por hogares convivenciales de puertas abiertas, donde los niños/adolescentes tienen cubiertas todas sus necesidades básicas y cuentan con un espacio físico y afectivo permanente, obtienen compañía y apoyo de adultos estables que los orientan y contienen, autoridad y límites claros, fundados en el respeto y el afecto, espacios de reflexión, participación y elaboración de conflictos, con actividades educativas formales y no formales que les permite crecer y desarrollarse para elaborar con el tiempo y a partir de su propia realidad, un proyecto personal que les permita egresar fortificados y con herramientas necesarias para enfrentar la vida con dignidad y autonomía.

Los hogares están organizados en tres etapas correlativas de acuerdo a objetivos específicos, según el proceso madurativo y de aprendizaje de cada niño/adolescente, considerando las necesidades que tienen en cada momento.

Las etapas se concretan en dos espacios físicos diferentes, pero cercanos entre sí, que permiten una adecuada coordinación.

La población beneficiaria son niños/adolescentes en situación de alto riesgo social que hayan vivido en situación de calle o abandono, con historia de carencias afectivas y desamparo social, con vínculos familiares deteriorados o inexistentes, que les impiden retornar en forma inmediata con su familia de origen. Los niños/adolescentes beneficiarios pueden haber transitado o no, por períodos de institucionalización y no deben tener discapacidades físicas ni mentales.

Las condiciones socio familiares de vastos sectores de nuestro país, generan una situación de alto riesgo social. Entendiendo como tal, al conjunto de variables del orden económico, social, familiar e histórico, que conforman un medio desfavorable para el desarrollo sano y armónico de la personalidad del niño. Si a esto le sumamos la ausencia de uno o ambos progenitores por fallecimientos, enfermedades graves, adicciones o abandono, se genera una situación grave con escasas posibilidades de revertir, quedando el niño/adolescente condenado a un estado de indefensión y vulnerabilidad total, que lo lleva a buscar una salida a través de la huida (fuga de los hogares, situación de calle, etc), o a implementar estrategias de supervivencia que a menudo lo llevan a actividades ilícitas (drogas, robo). Dado este contexto, es fundamental dar respuestas inmediatas que reviertan la situación de abandono (estado de desamparo extremo, generador de angustia y frustración) dándole la posibilidad de ser cuidado, atendido y guiado en un clima de afecto y respeto por su persona, brindándole las posibilidades que le fueron negadas y a las que por ser niño tiene derecho. El hogar de crianza es una alternativa de resolución a la problemática que provocó la exclusión, voluntaria o involuntaria del niño de su núcleo familiar, debiendo poder cubrir las necesidades materiales y afectivas imprescindibles para su crecimiento, desarrollo, e inserción social.

El objetivo general del proyecto del Hogar "La Alborada" es dar respuesta integral a la problemática de niños, adolescentes y jóvenes en situación de alto riesgo, en un ambiente acogedor, a través de un proceso educativo que parta del respeto a su persona, valores y libertad de opción para que logren el desarrollo armonioso de su persona, una correcta inserción social y el fortalecimiento de sus vínculos familiares.

Los objetivos específicos son: recuperar la niñez, prepararse para la vida y construir el futuro. En este trabajo se va a desarrollar sólo el primer objetivo, ya que corresponde al grupo de niños entre 6 y 13 años con el cual se trabajó.

El objetivo de "Recuperar la niñez" está destinado a niños entre 6 y 13 años que por situaciones sociales y/o familiares no hayan crecido con la tranquilidad, la contención y los cuidados que todo menor por su fragilidad y madurez necesita para desarrollarse. En esta etapa se los contiene afectivamente a fin de generar en ellos la confianza y seguridad necesaria para creer en si mismos y en los demás. También se facilitan espacios de relación social como la escuela y centros recreativos.

Esta es una etapa de incorporación de hábitos sociales y preventiva de conflictos mayores. Se estimula la recreación y la expresión artística en todas sus formas, para que, por medio de la observación de sus producciones y conductas manifiestas, se logre detectar su conflictiva interna.

A partir de este conocimiento, podremos operar indirectamente y en forma coherente sobre la misma, superando obstáculos y promoviendo el desarrollo de sus potencialidades.

Todas las actividades desarrolladas en el Hogar se realizan de acuerdo a estos criterios:

  • Partiendo de sus valores y pautas culturales.
  • Rescatando la historia personal y lazos afectivos positivos de los niños.
  • Generando un ambiente contenedor, que les facilite la confianza en sí mismos, fortalezca su autoestima y ayude a su maduración.
  • Utilizando metodologías participativas que favorezcan el compromiso personal y el ejercicio responsable de su libertad.
  • Promoviendo actividades sociales, culturales y deportivas que faciliten su integración en la comunidad.
  • Utilizando la educación formal y no formal como herramienta fundamental e imprescindible para el crecimiento personal.
  • Generando estrategias y actividades que favorezcan la capacitación laboral y la inserción en el mundo del trabajo.

La estructura de funcionamiento interno durante la primera etapa, "Recuperar la niñez" es la siguiente: De lunes a viernes, por la mañana al levantarse realizan su higiene personal y arreglo de su cuarto. Luego desayunan y se dedican a la limpieza de la casa, y más tarde tienen un tiempo para las actividades recreativas, deportivas y culturales, higiene personal y almuerzo. Durante la tarde los niños concurren a la escuela, al regresar meriendan y después reciben apoyo escolar con maestras particulares; luego vuelven a tener tiempo libre. Por la noche cenan y después descansan hasta la hora de ir a dormir.

Los sábados y domingos por la mañana realizan su higiene personal y arreglo del cuarto, desayunan, limpian la casa, y tiene tiempo libre hasta la hora del almuerzo. Durante la tarde los pueden visitar sus familiares o amigos, pueden realizar salidas recreativas, deportivas o culturales. Luego meriendan y tienen tiempo libre. Por la noche, después de cenar se les permite ver televisión y luego descansar hasta la hora de ir a dormir.

Datos personales de Luciano

Luciano G. estuvo anteriormente en el "Hogar Piedra Libre" y luego ingresó al "Hogar La Alborada" el día 25 de enero del año 2000. Actualmente concurre a la Escuela y cursa cuarto grado en el turno tarde. Por el momento no presenta dificultades graves en la escuela, tiene asistencia de la maestra recuperadora de la escuela y en el Hogar recibe apoyo escolar. Necesita la atención permanente de los adultos.

No presenta, hasta el momento, ningún problema de salud. El pediatra que lo atiende pertenece al hospital Zubizarreta, donde también es atendido en caso de necesidad.

En cuanto al aspecto social, Luciano es muy comunicativo y alegre, es inquieto y travieso. Se vincula con facilidad con cualquier persona, juega con sus compañeros y comparte actividades, aunque si algo no le gusta se enoja con facilidad, se va del juego insultando y se empaca hasta que algún adulto se le acerca, lo hace jugar y reír, haciéndole mimos, se distiende y vuelve al juego. Se adaptó fácilmente al funcionamiento del hogar.

Dadas las condiciones de precariedad y violencia que padecía debido a problemas familiares, se consideró importante su ingreso y algunos de sus hermanos al "Hogar Piedra Libre" como proceso de intervención para su ubicación en un Hogar permanente.

Tanto Luciano como sus hermanos esperan con ansiedad la llegada de familiares cercanos que suelen permanecer en "La Alborada" de visita los fines de semana.

Objetivos Generales

  • Fomentar destrezas y habilidades en el área de AVD, especialmente en el cuidado personal
  • Promover hábitos y conductas de interacción social
  • Lograr que se comprometan y participen en ocupaciones propias de su ciclo vital

Objetivos especificos

-Fomentar la tolerancia a la frustración.

-Fomentar el cumplimiento de reglas y pautas.

-Fomentar conductas interpersonales.

-Fomentar la tolerancia a la espera.

-Favorecer la autoestima.

-Estimular componentes cognitivos tales como: concentración, atención, memoria a corto y largo plazo y resolución de problemas.

Evaluación

Durante la primer etapa, la propuesta se basó en observar las conductas de Luciano, su relación con sus compañeros, con los adultos de la institución, con las alumnas de T.O y con la T.O. Se pudo observar que Luciano es un niño muy capaz, con un carácter muy fuerte y con una gran capacidad para influir sobre los otros niños.

Generalmente demuestra interés y curiosidad ante la propuesta de diferentes actividades, acatando las normas, no sin antes discutirlas y, a veces, intentar modificarlas. Su primera reacción ante actitudes con las que no está de acuerdo es enojarse e inmediatamente retirarse. Se muestra comunicativo y su tono de voz es elevado. No tolera que lo contradigan y le resulta muy dificultoso aceptar las derrotas en los juegos. A veces se muestra agresivo.

Luego de la observación, comenzaron las evaluaciones con el propósito de identificar capacidades y limitaciones de Luciano, determinar su nivel funcional en comportamiento lúdico y social para que puedan surgir metas y estrategias terapéuticas en las cuales se basarán las intervenciones.

Una de las evaluaciones utilizadas fue el análisis de una actividad. La actividad elegida fue el "tuti- fruti". Se pudo observar que Luciano tiene algunas dificultades en la resolución de problemas, la atención y la memoria a largo plazo, le costaba encontrar palabras simples para poder aplicar en el juego; además los estímulos externos interferían y no lograba concentrarse en la tarea que estaba realizando si alguno de los niños que no jugaban le hablaba o lo molestaba. En cuanto a lo social, le resultó muy difícil respetar a sus compañeros y le generó mucho malestar no haber podido ganar, mostrándose muy agresivo con el equipo ganador.

Otra evaluación utilizada fue la investigación de la rutina diaria de Luciano; algunos datos se obtuvieron de los diálogos con el niño y otros con la lectura de su legajo y comentarios por parte de los adultos del hogar. También se obtuvieron datos de las preferencias de Luciano en cuanto a juegos, intereses, amigos y compañeros de juego, mediante las conversaciones con el mismo. No se descarta realizar una entrevista personal en breve.

Durante los días de semana, Luciano se levanta entre las 8 y las 8.30, desayuna y luego debe comenzar, junto con sus compañeros, la limpieza de la casa. Cada semana se le asigna una parte diferente de la misma, puede limpiar su cuarto, el comedor, la parte externa o ayudar en la cocina para la preparación del almuerzo. Al finalizar, tiene tiempo libre que generalmente utiliza en mirar televisión, y luego comienza con la higiene personal, la preparación para el almuerzo y la partida hacia la escuela. Aproximadamente a las 17hs regresa de la escuela, toma la merienda y comienza con sus tareas escolares o de apoyo con maestras particulares. Al finalizar tiene tiempo libre hasta la hora de la cena. Luego mira un poco de televisión y se va a dormir.

Durante el fin de semana, la rutina de la mañana es similar a la de los días de semana, sólo que después del almuerzo tiene tiempo libre para pasear con todos los chicos y algunos adultos del Hogar, para que lo visiten o él pueda visitar a sus familiares. Por la noche también se repite la rutina de los días de semana pero luego de cenar le permiten mirar la televisión por más tiempo y luego se va a dormir.

En relación con sus actividades, intereses, compañeros y preferencias lúdicas, a Luciano le gustan los juegos con destreza motora: manchas, escondida, carreras, fútbol.

Si bien no hizo comentarios en cuanto a quienes eran sus mejores amigos, se pudo observar que la relación con todos sus compañeros del Hogar es similar, pero se relaciona más con aquellos que no discuten lo que él dice y no lo contradicen. Tiene dificultades para mantener una buena relación con el más pequeño del Hogar. Sobre este punto se consultó con la operadora, Verónica, quién señaló que Luciano siente celos del más pequeño porque hasta que éste llegó al Hogar, Luciano era el menor y el más mimado.

Otro tipo de evaluaciones realizadas fueron las observaciones estructuradas de las cuáles se obtuvieron los siguientes resultados: En cuanto a las actividades de la vida diaria (A.V.D), las realiza en forma independiente pero siempre es necesario recordarle que las tiene que hacer y controlar que las realice. Se muestra algo indiferente respecto a la interacción de las alumnas de T.O o la T.O, aceptando las consignas dadas pero no siempre a gusto. Le cuesta aceptar indicaciones o nuevas formas de realizar dichas tareas y generalmente discute acerca de las mismas.

Su higiene es adecuada, aunque su cuidado personal y su vestimenta es regular. Habitualmente no se muestra prolijo y siempre lleva menos abrigo del que se necesita.

En cuanto al desempeño durante los juegos suele mostrar interés y curiosidad ante las diferentes propuestas. Sin embargo discute las normas y reglas establecidas, no tolera perder, no posee capacidad de espera ante los turnos y se disgusta cuando las cosas no son como él quiere, llegando a abandonar el juego si no está conforme. La actitud con sus compañeros es de líder, le gusta mandar al resto de los niños. Utiliza la comunicación verbal y gestual con sus compañeros, los adultos, las alumnas de T.O y la T.O. Tiene un tono de voz elevado.

Intervención

Para realizar las intervenciones se trabajó, principalmente, con juegos reglados, donde fuera necesario respetar turnos y en los que se jugara en forma grupal. Fundamentalmente se buscó fomentar el vínculo entre los chicos, que puedan cumplir con las reglas establecidas, que se respeten, que puedan tolerar perder y respetar al ganador, que aprendan a esperar, que se puedan escuchar entre ellos, estimular la atención, la concentración, la resolución de problemas. Con estos objetivos se utilizaron juegos de mesa como: Pictionary, Tuti- Fruti, crucigramas, ahorcado, juegos de preguntas y respuestas.

También se utilizaron juegos con habilidades motoras como manchas, carreras, escondida, teniendo como objetivo además de fomentar destrezas motoras, la descarga de la agresividad y el contacto con lugares abiertos. En determinadas ocasiones se premiaba con golosinas o juguetes al ganador; Este recurso fue abandonado más tarde por motivar conflictos entre los niños.

Otro juego que formó parte de la intervención fue "el juego de los colores" donde se estimulaban las habilidades motoras, la discriminación de colores, la discriminación derecha- izquierda, el conocimiento de las distintas partes del cuerpo.

También se intervino en las A.V.D, reforzando las responsabilidades en cuanto al orden, la limpieza y tareas escolares.

Siempre se priorizó un buen vínculo entre los chicos y con los adultos del hogar, la T.O y las alumnas, intentando encontrar un lugar para el diálogo y la discusión de conflictos.

La agresión fue una constante en Luciano, en este punto también se intervino tratando de recalcar la importancia del diálogo para poder comprenderse antes de llegar a la agresión física. De todas maneras este es un punto a seguir trabajando.

La tolerancia a la frustración fue un tema en el que también se intervino, reforzando la importancia de los juegos para divertirse y no sólo para ganar, otro motivo por el cual se decidió no otorgar premios a los ganadores.

Se trabajó también con la confección de algunos juegos, como por ejemplo la lotería, apuntando a que pueda crear e inventar distintas maneras de divertirse y hacer un buen uso de su tiempo libre.

La creación de redes es otra manera de intervenir, que por falta de tiempo, no se pudo llevar a cabo pero es un punto importante para trabajar. Para poder llevarla a cabo es necesario poder entrevistar a la maestra de la escuela de Luciano, a la maestra particular, a los profesionales de la salud en contacto con él, el personal del Hogar y a sus familiares.

Conclusión

"El juego es el modo en que los niños aprenden acerca del mundo"

Partiendo de esta premisa se intentó trabajar con Luciano y con el resto de los niños. Resultó de fundamental importancia que, a través del juego, aprendan las destrezas físicas necesarias, elaboren actitudes saludables, aprendan a desarrollar conceptos de la vida diaria, escala de valores, cierta independencia, actitudes hacia los demás.

No fue una tarea sencilla, primero fue necesario poder crear un sólido vínculo, y esto resultó un gran desafío.

Luciano, como la mayoría de sus compañeros, es algo agresivo y se tornó dificultoso poder intervenir cuando iniciaba las peleas. Es posible que su aspecto descuidado y el simular ser rudo sea una manera de ocultar su baja autoestima por eso es tan importante fomentar no sólo el respeto hacia los demás, sino también hacia él mismo, que pueda darle valor a su vida, a sus cosas tanto como a las de los demás.

Es de fundamental importancia el juego grupal donde los niños pueden aprender a interactuar con los demás, con el afuera, deben tratar de manejar su hostilidad, relacionarse con los líderes, ser líderes.

Es necesario destacar que las actividades fueron usadas no solo como medio terapéutico, sino también como objeto de intervención, intentando cumplir, de esta manera, los objetivos pactados.

 
TerapiaOcupacional@Argentina.com