Make your own free website on Tripod.com
Terapia. Ocupacional
 
Inicio   Trabajos   Universidades   Contactos   Foros   Correo   Chat   Créditos
 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGIA
CARRERA DE TERAPIA OCUPACIONAL
MATERIA: TEORÍA Y TÉCNICA DE TERAPIA OCUPACIONAL I
TITULAR DE CÁTEDRA: T.O. RITA MARTINEZ ANTÓN
AYUDANTE DE CÁTEDRA: T.O. MARCELA GIMENEZ
ALUMNA: CURTESI, CARLA MARINA

TEMA: LOS ORÍGENES DE LA TERAPIA OCUPACIONAL 
EN LA ARGENTINA

SUMARIO
HISTORIA DE TERAPIA OCUPACIONAL A NIVEL MUNDIAL
HISTORIA DE TERAPIA OCUPACIONAL EN ARGENTINA
TERAPIA OCUPACIONAL EN LA ACTUALIDAD 
EL FUTURO DE LA TERAPIA OCUPACIONAL

INTRODUCCIÓN
ORÍGENES DE LA TERAPIA OCUPACIONAL EN LA ARGENTINA.

La monografía tendrá como objeto de abordaje la historia de la terapia ocupacional en la Argentina.
Inicialmente se comenzará con un breve relato acerca de los inicios de la terapia ocupacional en el mundo, luego la monografía se centrará en el tema de los orígenes de la terapia ocupacional en la Argentina.
Comenzando de esta manera con el relato del contexto histórico de la llegada de la terapia ocupacional en
nuestro país.
Se desarrollarán cuestiones acerca de los inicios de la formación de los primeros terapeutas ocupacionales,
de las instituciones de formación de los mismos, la creación de la Asociación Argentina de Terapistas
Ocupacionales y del ejercicio profesional de la terapia ocupacional en Argentina. El objetivo de dicha monografía consiste no solo en realizar un mero relato histórico de los hechos acontecidos durante el surgimiento de la terapia
ocupacional en el mundo y particularmente en la Argentina; si no que se desarrollarán también cuestiones acerca de la actualidad de la terapia ocupacional en el país íntimamente relacionada con los orígenes de la misma, y además se intentará proyectar el porvenir de la terapia ocupacional en nuestro país.
Esto último se realizará basándome en el progreso y evolución que ha tenido la terapia ocupacional desde sus inicios.

BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA TERAPIA OCUPACIONAL A
NIVEL MUNDIAL.

La Terapia Ocupacional surge acompañando los grandes movimientos sociales.
Hacia fines del siglo XVIII, con el surgimiento del tratamiento moral de Pinel, en la etapa humanista, se
comienza a ocupar el tiempo de los internados buscando su rehabilitación social. Esto ocurre en Francia;
paralelamente en Inglaterra, los cuáqueros instauran casas de retiro en el campo considerando que el cambio
de ambiente puede ser beneficioso para tratar las alteraciones mentales. En este período se produce un
mejoramiento en los tratamientos de los enfermos mentales. Philippe Pinel, William Tuke y Vifanzio
Chiarugi tenían a sus pacientes sin cadenas y les daban ocupaciones.
En el siglo XIX, con la etapa industrial, aparecen las industrias hospitalarias, cuya fundamentación es la
utilización de la mano de obra y no la rehabilitación.
Esto fracasa porque al ser inferior la capacidad productiva, el rédito económico no es el mismo. 
A comienzos del siglo XX con el advenimiento de la etapa terapéutica, el Dr. Herbert Hall inicia en
EE.UU. el estudio sobre el uso terapéutico de las actividades en la universidad de Harvard.
El primer artículo escrito y publicado sobre T.O. que se conoce, aparece en 1992 en The Archives of
Occupational Therapy: "La filosofía de la terapéutica ocupaciona"?, por Adolph Meyer. El autor retoma los
fundamentos del tratamiento moral tendiendo a crear patrones institucionales de vida y módulos de conducta
similares a los que podía tolerar y aceptar la sociedad. Tomaba la "ocupación" como concepto central,
y sostenía que los hábitos otorgaban un equilibrio en la organización del tiempo entre diferentes
actividades: juego, trabajo, descanso y sueño. 
Dentro de esta misma escuela se destaca Eleanor Clarke Slagle, considerada fundadora de la terapia
ocupacional. Toma como modelo las necesidades de la infancia y como fundamento los principios de trabajo,
juego y relaciones humanas. Plantea un modo de reorganización de hábitos al que llamó "entrenamiento en hábitos". Dicho programa se llevó a cabo en hospitales mentales como medio de rehabilitación para los pacientes crónicos.
Luego, entrenaba gradualmente a sus pacientes en actividades recreativas y hábitos de trabajo.
Louis Haas basó sus programas de tratamiento sobre el estudio de los problemas sociales, económicos y
familiares con los que se enfrentará el paciente en el momento del alta hospitalaria. Trabajó con pacientes
con tuberculosis e hizo hincapié en el entrenamiento de actividades estructuradas en el taller como ámbito
de trabajo, con el fin de que los pacientes recuperaran sus habilidades.
El Dr. March, en 1932, describió un programa de terapeútica industrial con cerca de dos mil pacientes,
efectuando un análisis laboral de cada tipo de trabajo posible en una comunidad hospitalaria. Diseñó un
modelo de Historia Clínica que incluía capacidades, destrezas y potencial. Su objetivo fue la preparación
de los pacientes para la reintegración a la comunidad.
Cody Bryan también proponía a la terapia industrial como medio de preparar al paciente con una enfermedad
mental para el mundo laboral. 
Las actividades que realizaban eran de acuerdo a sus intereses y eran formados para ejercer roles
productivos.
William Dunton sostenía que el ambiente hospitalario debía brindar un ejemplo ordenado de vida normal,
donde el paciente podría aprender hábitos apropiados para la vida cotidiana. Mediante actividades tales
como deportes y habilidades manuales en actividades artesanales de taller, se lograba un progreso tanto
hacia la calidad de trabajador recuperando los hábitos de trabajo, como también hacia la calidad de ciudadano
en la comunidad. 
Kidner se interesó en los efectos ambientales sobre el paciente tuberculoso. Los pacientes comenzaban con
actividades como juegos y artesanías simples en la cama, que requerían poco esfuerzo físico (dentro de
las capacidades de cada paciente) y mantenían sus intereses. Después, los pacientes pasaban al taller, y
finalmente, eran empleados en trabajos industriales reales dentro de la institución.
La primera definición de terapia ocupacional fue dada por el creador del término, George Barton, en 1914:
"Si hay una enfermedad ocupacional, por qué no hay terapia ocupacional". Barton era un arquitecto que
tuvo tuberculosis, y al recuperarse se interesa en la rehabilitación de los pacientes basándose en talleres
como ambiente de trabajo para diferentes actividades.
La guerra de Crimea condujo a la formación profesional de enfermeras. La Primera Guerra Mundial,
el de fisioterapia, como así también se observaba lapráctica de una terapéutica ocupacional que promovían
tratamiento a los soldados de guerra. Dicha guerra puso de manifiesto lo grave de la responsabilidad del
Estado frente a la rehabilitación. Esto sirvió de gran ayuda, ya que abrió el camino a una mejor comprensión
del problema de los lisiados, así como para el reconocimiento de la necesidad de implementar más
amplios programas.  Pero la terapia ocupacional alcanza un mayor
desarrollo como profesión durante la Segunda Guerra Mundial. Al principio de este período, se trabaja
sobre el terreno psicológico y al final del siglo XIX se practicaba como terapéutica ocupacional, siendo la
nación pionera Canadá. A partir de allí se desarrolló en otros países: Inglaterra, Irlanda, Estados Unidos,
Francia, Alemania, Suiza, Austria, Noruega, Portugal, Bélgica. La misma era utilizada de distintas formas. 
Al estallar la Segunda Guerra Mundial, el problema de los lisiados de guerra atrajo nuevamente la atención
del pueblo americano. Sin embargo, la situación era diferente a la de la otra guerra, ya que ahora
existían servicios de rehabilitación para civiles y militares. Dicha guerra dio gran impulso a la medicina
física y a la terapia ocupacional, robusteciendo el concepto de que el impedido no tiene que ser
necesariamente un dependiente ni una carga pública. Las guerras tuvieron efectos trascendentales en la
vida de los lisiados, hubo empleo para millares de individuos a quienes en tiempos normales hubiera sido
muy difícil encontrarles trabajo sin haber tenido entrenamiento, guía ni ayuda para lograr una ocupación
remunerada. 

INICIOS DE LA TERAPIA OCUPACIONAL EN ARGENTINA
LA EPIDEMIA DE POLIOMIELITIS


La poliomielitis era conocida también como enfermedad de Heinen Medin o parálisis infantil, debido a que en
la primera epidemia de 1953, con 2.759 casos, se recordaba que la incidencia entre los menores de 4
años había alcanzado al 71,3 %.  El año 1956 fue terrible para muchas familias
argentinas, sacudidas por un grave brote de poliomielitis. Según datos oficiales, el número de
casos de ese año fue 6.496, aunque otras fuentes más confiables apuntaban a los 7.000 casos. El brote
comenzó en el partido bonaerense de San Martín, extendiéndose rápidamente al resto del país y
alcanzando una mortalidad del 10 %. Con el auspicio de los gobiernos británico y
argentino, en junio de 1956 llegó al país el primer grupo de profesionales británicas, integrado por
cuatro terapistas físicas y una terapista ocupacional, la Srta. Beatriz Hollings, y se estableció un programa
teórico-práctico que se llevó a cabo en el Centro Nacional de Rehabilitación del Lisiado (actual
Instituto Nacional de Rehabilitación). En 1957, la ?Asociación para la Lucha contra la
Parálisis Infantil? (A.L.P.I) contrató a la Srta. Rubi Kroon, terapista ocupacional del Hospital ?Rancho de
los Amigos? de California EE.UU, quién dictó un curso para 20 alumnas de distintas ciudades del país.
En octubre de 1958 llegó en calidad de asesora por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), la Srta.
Helen Dahlstron, quien permaneció un año en el país. Sólo la aparición de la vacuna obtenida en el año 1955
por el Dr. Jonas Salk, producida con virus muertos, lograría frenar el avance del mal. 
El Sr. Nicanor Costa Mendez, quien años más tarde fuera Canciller de Argentina durante la guerra de las
Malvinas, contrató a un equipo de terapistas ocupacionales de Oxford. Costa Mendez había padecido
poliomielitis produciéndose su recuperación en Oxford, donde fue atendido por terapistas ocupacionales. 
En 1959 arribó a Buenos Aires un nuevo grupo de terapistas ocupacionales británicas, encabezado por la
Srta. Evelyn Mc. Donald, directora de la Dorset House School of Occupational Therapy (Oxford, Inglaterra),
con el objeto de crear la primera escuela de esa profesión en nuestro país.
La Escuela de Terapia Ocupacional (E.N.T.O.) fue inaugurada el 20 de noviembre de 1959 y su estructura
funcional-reglamentación, planes de estudios y programas- fue conformada sobre las base de los
principios básicos establecido por la Federación  Mundial de Terapistas Ocupacionales, entidad que la
reconoció oficialmente el 15 de octubre de 1962 y a partir del año 1964 quedó definitivamente bajo la
dirección de terapistas ocupacionales argentinas. Esta escuela posibilitó la formación de personal para
otros países de América Latina por convenios con O.M.S. y O.P.S. (Oficina Panamericana Sanitaria).
Desde un primer momento se comenzó a tratar desde el modelo kinesiológico con la pretensión de una
formación general acerca de las patologías motrices, y más tarde con la llegada del modelo de Fidler a fines
de los ´60 la formación de las terapistas se centró en conocimientos sobre las patologías psiquiátricas. 
Las áreas de aplicación de terapia ocupacional en sus comienzos fueron la atención de discapacitados del
aparato locomotor y para los enfermos psiquiátricos, para lo cual las incumbencias sólo estaban referidas a
la rehabilitación física y/o mental de inválidos, lesionados o enfermos.
A partir de 1965 se produce la ampliación a otros campos y áreas: educación especial, discapacitados
sensoriales, gerontes, pediatría, minoridad y el campo laboral.

CREACIÓN DE LA ASOCIACIÓN ARGENTINA DE TERAPEUTAS
OCUPACIONALES (A.A.T.O.)

La Asociación Argentina de Terapeutas Ocupacionales se constituyo ante la inquietud de las primeras
egresadas de la Escuela, quienes propiciaron en agosto de 1962 una reunión conjunta con las alumnas de esa
institución para estudiar y organizar los primeros pasos hacia la creación de esta asociación que tendría
carácter profesional. Este proyecto se concretó el 16 de agosto de 1964,
fecha de constitución de la misma y de la elección de su primera Comisión Directiva. Los estatutos de la
Asociación recién fueron aprobados por Resolución N° 2209 del 30 de octubre de 1968 por el Ministerio de
Justicia en la cual se le otorgó la Personería Jurídica. En 1970 la Asociación Argentinas de Terapeutas Ocupacionales fue aceptada como miembro Completo de la Federación Mundial de Terapeutas
Ocupacionales, en la IX Reunión del Consejo de la Federación Mundial de Terapeutas Ocupacionales,
llevada a cabo en Basilea, Suiza del 25 al 30 de mayo de ese año. Nuestra Asociación continúa como miembro
completo hasta el presente. 
En 1969 se crea la segunda escuela del país, en Mar del Plata, dependiente de la Universidad Provincial
(actualmente nacional) de esa ciudad; en 1979 la tercera, en La Rioja, dependiente de la Universidad
Provincial respectiva y en 1985 la cuarta, en el Litoral dependiente de la Universidad Nacional del
Litoral.
Terapia Ocupacional fue reconocida como rama auxiliar de la medicina por decreto 3309 de mayo de 1963 y
posteriormente en año 1967 incluida como actividad de colaboración en la Ley Nacional N° 17.132 "Normas para
el ejercicio de la Medicina, Odontología y Actividades de colaboración". Dicha ley fue reglamentada por
decreto N° 6216 del 30 de agosto de 1967, y aún sigue en vigencia. En esta ley en él capitulo V, art. N° 62
establece: "Se entiende por ejercicio de la Terapia Ocupacional, la aplicación de procedimientos
destinados a la rehabilitación física y/o mental de inválidos, incapacitados, lesionados o enfermos o como
medio de su evaluación funcional, empleando actividades laborales, artísticas, recreativas o sociales".

TERAPIA OCUPACIONAL EN TIEMPOS DE DICTADURA

La terapia ocupacional llegó a nuestro país en pleno paradigma positivista. Los modelos más aplicados
durante mucho tiempo fueron, en primer lugar el biomecánico y más tarde (a fines de los ´60), el
psicoanalítico. Este último llegó a través del material de los Fidler y tuvo marcadas modificaciones
en algunos aspectos en contacto con los planteos psicoanalíticos en boga en nuestro país (muy distintos
a los estadounidenses) y con la influencia que tuvo laantipsiquiatría en la Argentina entre fines del ´60 y
principios del ´70.
Con la instalación de la dictadura en 1976, la terapia ocupacional se desmembró, quedando aislados
los diferentes miembros de la profesión en sus lugares de trabajo, de los cuales muchos fueron despedidos.
La bibliografía existente quedó en la Asociación Argentina, suspendida en sus actividades, y en la
Escuela Nacional de Terapia Ocupacional, en la biblioteca cerrada al acceso del público. 
Al concluir la dictadura se reiniciaron las actividades de encuentro profesional y de consulta del
material bibliográfico más actualizado que volvía a estar disponible. Con los encuentros profesionales,
como los Congresos Argentinos, se retomó la actividad de escritura en la profesión y comenzó la publicación
de los primeros libros. 
En 1985, se realizó el 1er. Congreso Argentino de Terapia Ocupacional, en la ciudad de La Rioja, sede de
unas de las tres carreras existentes en ese momento. Un tiempo después se iniciaría la Licenciatura de
Terapia Ocupacional en la Universidad Provincial de La Rioja, más tarde en la Universidad Nacional del
Litoral y luego en la Universidad Nacional de Quilmes; sumándose más tarde esta carrera en la Facultad de
Psicología de la Universidad de Buenos Aires. 

TERAPIA OCUPACIONAL EN LA ACTUALIDAD

El desarrollo de la rehabilitación a través de la ocupación pudo lograrse gracias al progreso de distintas ciencias tales como: Anatomía, Fisiología, Psicología, Matemática y Mecánica; como así también
contribuyeron las artes, oficios y costumbres, practicadas a través del tiempo. 
Al principio solo se tuvo en cuenta una única incumbencia para Terapia Ocupacional que se expresaba
en la rehabilitación. Más tarde se ha reconocido en el Ministerio de Educación incumbencias que permitieron
identificar la acción de Terapia Ocupacional en las acciones de prevención primaria, secundaria y
terciaria. Estas modificaciones de las incumbencias permitieron ampliar las prestaciones de Terapia
Ocupacional y su posterior reconocimiento en el área de Salud, Acción Social, Trabajo y Educación. Cuyas
funciones se ampliaron a la atención de grupos carenciados tales como menores, gerontes, en escuelas
comunes y en institutos penales.
En los comienzos los terapeutas ocupacionales fueron demandados por centros rehabilitación para
discapacitados motores en todo el país, luego la demanda pasó a las instituciones públicas y privadas
para tratamiento de enfermos mentales. Actualmente la demanda esta dada por instituciones para gerontes a
causa del presente índice de longevidad en nuestro país. Por otro lado, en la provincia de Buenos Aires
existe una intensa demanda de terapeutas ocupacionales para Escuelas Especiales, dado que en todas las
escuelas existe el cargo con funciones explícitas a su estructura: escuela primaria, escuela de capacitación
laboral y escuela de adaptación laboral. Como también existe una gran demanda en cuestiones relacionadas con
las Aseguradoras de Trabajo (A.R.T).  Actualmente la terapia ocupacional está en crisis,
caracterizada por la confusión de su rol y su identidad. Esto se debe a su amplia gama de
incumbencia profesional que hace que dicha profesión sea confundida con otras tales como: kinesiología,
terapia física, laborterapia. Sin embargo, a una gran demanda, el terapista ocupacional ha respondido con
flexibilidad y ha podido transferir sus conocimientos para ocuparse de especialidades no tradicionales y
nuevas modalidades de trabajo. 

CONCENTRACION DEMOGRAFICA DE TERAPISTAS OCUPACIONALES
EN LA REPUBLICA ARGENTINA

La residencia de la mayoría de las terapeutas ocupacionales está localizada en la ciudad de Buenos
Aires, en el área del gran Buenos Aires y en la Provincia de Buenos Aires.
Hasta el año 1985 habían egresado 732 terapeutas ocupacionales, la cual era una cifra insuficiente para
las necesidades de desarrollo de una población de 30.000.000 de habitantes que había por entonces.
En el año 1996 se logró contabilizar 872 terapistas ocupacionales y posteriormente en 1998 se registraron
1033 terapistas en todo el país. 

CONCLUSIONES

La Terapia Ocupacional a nivel mundial se constituyó como disciplina a comienzos de este siglo. Su trabajo
se inició principalmente en hospicios psiquiátricos y hospitales para tuberculosos. Esto es en lugares de
exclusión, con individuos marcados por lo considerado peligroso para los demás y separados en una
internación que excluía del intercambio social. La necesidad de asistir y rehabilitar los
discapacitados motores y psiquiátricos que ha dejado como secuela la Segunda Guerra Mundial, favorece el
desarrollo y la especialización de la Terapia Ocupacional en ambos campos.
En nuestro país los comienzos de la Terapia Ocupacional también se ven ligados a una situación de
emergencia y de carácter alarmante para la sociedad: la epidemia de poliomielitis.
Gradualmente fue aumentando el número de profesionales y con ellos también fueron creciendo las
intenciones de desarrollo y progreso. Basándome en un artículo del diario La Nación
publicado el día 18 de mayo de 1999, el cual hace referencia a las profesiones que evolucionarán más,
dentro de los próximos diez años en la Argentina, en la cual se mencionaba a la Terapia Ocupacional como
una de ellas; considero que dicha profesión tiene todos los requisitos necesarios para pensar en un
futuro optimista. Esta postura es fundamentada con la concordancia del perfil del Terapista Ocupacional con
las características requeridas para evolucionar como disciplina y así facilitar su ingreso al mercado
laboral.
Algunas de dichas habilidades requeridas son: la capacidad para trabajar en equipo interdisciplinario,
una rápida adaptación a los cambios, flexibilidad, el aprendizaje permanente, capacidad para comunicarse y
saber escuchar.
Soy consciente del deterioro diario de las condiciones de trabajo actuales en el país, a las
dificultades tanto para obtener como para conservar un empleo. Sin embargo, considero que la Terapia
Ocupacional va a seguir creciendo cada vez más y siempre existirán fuentes de trabajo para ejercer
dicha profesión. Además, por lo visto a lo largo de su historia, siempre a podido salir exitosamente de toda
crisis o situación grave. El progreso de la Terapia Ocupacional dependerá de
cada profesional y de sus ganas de seguir investigando, produciendo, elaborando, guiando a sus
pacientes; en otras palabras, la evolución de esta disciplina se basa en las intenciones que cada
profesional tenga de seguir creciendo, de "ocuparse" del presente y al mismo tiempo, no estancar su visión
para el futuro. 

BIBLIOGRAFIA

>C.O.L.P.O.T., "Terapia Ocupacional en la Salud Mental", 1988.
>C.O.L.T.O., "Terapia Ocupacional: el camino del hacer", Buenos Aires, Argentina, 1991. pp.8-204-205.
>Diario La Nación, "Epidemia de poliomielitis", suplemento especial, Argentina, 1998.
>Diario La Nación, "Preparados para el futuro", suplemento empleos, Argentina, 18.05.99. 
>Dirección de Internet: www.lanacion.com.ar/suples/empleos, "Las profesiones que se vienen", Argentina, 1999.
>Dirección de Internet: www.unq.edu.ar/to/ley17132 "Ley 17.132- Licenciatura en Terapia Ocupacional-UNQ", Argentina.
>Kielhofner, G.- Burke, J. P.: "La Terapia Ocupacional después de 60 años: un relato de identidad y conocimiento en cambio", A.J.O.T. 31: 675-689, 1977.(Versión en español para la cátedra de la T.O. Martínez Antón, M.R.)
>Reed, K.-Sanderson, S.R.: "Concepts of Occupational Therapy", Edit. Williams & Williams, Baltimore, London, 1980.
Versión en español: "Conceptos de Terapia Ocupacional", traducido por T.O. Marta Suter.
>Revista Materia Prima, ejemplar n° 1, "Concentración demográfica de Terapistas Ocupacionales en la República Argentina", Argentina, 1996. pp. 19.
>Revista Materia Prima, ejemplar n° 5, "Estampas de un tiempo", Argentina, 1997. Pp.2-3-4.
>Revista Materia Prima, ejemplar n° 6, "Concentración demográfica de Terapistas Ocupacionales en la República Argentina", Argentina, 1998. pp.28.
>Revista Materia Prima, ejemplar n° 9, "El trabajo hoy en Argentina", Argentina, 1998. Pp. 2-3.
>Revista Materia Prima, ejemplar n° 5, Foto de las  Primeras Terapistas Ocupacionales, Argentina, 1997.
>Sbriller, L.-Suter, M., I Congreso Latinoamericano deTerapia Ocupacional, "Desarrollo de Terapia
Ocupacional en la República Argentina", 5.9.85, Porto Alegre, Brasil.
>Sbriller, L.-Warschavsky, G., "Terapia Ocupacional: Teoría y clínica", Ricardo Vergara Ediciones, Buenos
Aires, 1990. Pp. 7-8-9.

                         
TerapiaOcupacional@Argentina.com